10 trucos para hacer viajes de aventura más baratos

Es posible hacer aventuras increíbles por muy poco dinero. Es cuestión de saber qué aventuras elegir, cuándo hacerlas y cómo contratarlas.

Aquí te damos algunas ideas que te permitirán ahorrar mucho:

1) Compara precios a tope

Cuantas más opciones compares, más probabilidades tienes de encontrar un chollo.

Encontrar los mejores precios es mucho más fácil y rápido gracias a las webs que comparan cientos de opciones. Nuestras favoritas son Skyscanner para vuelos, Hotelscombined para hoteles y Rentalcars para coches de alquiler.

Para actividades y tours no hay todavía webs que comparen, pero puedes mirar precios en varios portales de actividades como Civitatis, Getyourguide y Viator. Contratando las actividades en persona cuando llegas al sitio puedes encontrar mejores precios (menos intermediarios), pero no siempre es así y te arriesgas a no tener plazas o recibir un servicio peor.

2) Viaja en temporada media o baja

Puedes llegar a pagar la mitad que en temporada alta y además tener mejor experiencia porque no estará todo abarrotado de gente.

A veces también cambian bastante los precios entre días laborales y fines de semana o festivos.

Para ciertos viajes hay que informarse bien de qué condiciones nos encontraremos en temporada baja (puede ser que haga demasiado frío, que ciertos alojamientos o transportes estén cerrados…).

3) Viaja más cerca y más lento

Está de moda irse a la otra punta del mundo en cuanto se tienen vacaciones, pero no es necesario para tener aventuras increíbles.

Si te quedas en tu país o en los alrededores, probablemente ahorrarás bastante y además le harás un favor al planeta (los aviones son el medio de transporte más contaminante y los vuelos largos tienen un efecto importante en el cambio climático).

También es recomendable que te quedes más días en cada sitio. Disfrutarás más del viaje, gastarás menos en desplazamientos y generarás menos contaminación.

Puedes buscar aventuras en el país que quieras utilizando nuestro buscador (cuadro blanco en el menú superior de la web).

4) Elige actividades baratas

Por mucho que compares precios, hay deportes que son más caros por la infraestructura que requieren (esquí, buceo, paracaidismo…) y otros más baratos (senderismo, bicicleta, snorkel, surf, escalada…).

Si andas ajustado de presupuesto y te gustan varios deportes, prioriza los baratos. Incluso puedes hacer que todo tu viaje sea una ruta andando o en bici, con lo que te ahorras también el alquiler de coche y la gasolina.

Otro coste importante son los guías o instructores. En muchas actividades son necesarios por seguridad o para disfrutar realmente de la experiencia, pero muchas otras se pueden hacer sin guía y así ahorrarte ese dinero (ya sea con tours autoguiados que venden muchas empresas o simplemente organizando por tu cuenta con ayuda de webs como Aventurazas y Wikiloc).

Puedes consultar nuestro listado de las mejores aventuras baratas del mundo.

5) Forma un grupo grande y comparte gastos

Si vais en grupo podéis ahorrar en muchos costes del viaje:

  • Alquiler de coches y gasolina (si vais por ejemplo 4 personas en vez de 2, pagáis la mitad por persona)
  • Alojamiento (suele salir más barato alquilar casas grandes enteras en lugar de varias habitaciones de hotel)
  • Actividades (normalmente dan ofertas para grupos grandes y sino se puede negociar)

Si no tienes un grupo con quién ir, te recomendamos nuestra guía para encontrar compañeros de viaje.

6) No vayas a hoteles

Los hoteles se llevan una gran parte del presupuesto en muchos viajes.

Si andas justo de presupuesto o vas a parar poco por el hotel, plantéate otras opciones más baratas:

  • Hostels (gran ahorro sobre todo si vas solo y también te ayuda a conocer gente)
  • Airbnb (puede ser más barato que los hoteles, aunque cada vez hay menos chollos)
  • Albergues y refugios (muy bien situados para actividades de montaña y suelen ser baratos, hay algunos refugios incluso gratuitos)
  • Couchsurfing (un particular te deja que duermas gratis en su sofá, más ahorro imposible. No es buena opción para grupos ni si vas a estar mucho tiempo en un sitio)
  • Housesitting (cuidas de la casa y mascotas cuando no está el propietario, a cambio de estancia gratis. Suena perfecto, pero no es fácil conseguir buenas casas en lugares interesantes, hay más gente buscando que ofreciendo)
  • Intercambio de casas o “home Exchange” (cambias tu casa por la de otro que sea equivalente durante unos días o semanas. Así los 2 os ahorráis tener que pagar alojamiento en el viaje y tu casa no se queda vacía).
  • Workaway (normalmente trabajas unas 4 horas al día a cambio de alojamiento y a veces comida gratis. Suele ser para estancias de mínimo 1 mes y tienes un par de días a la semana libres para hacer aventuras por la zona).

7) Lleva tu propio equipo

Si vas a realizar actividades de aventura y tienes que alquilar todo el equipo te puede salir bastante más caro que si llevas equipo propio, incluso si lo tienes que comprar.

Depende mucho del tipo de actividad y de cuántos días estarás de aventura, por lo que tienes que hacer tus cuentas (teniendo en cuenta precio de compra, precio de alquiler y coste de viajar con ese equipaje extra).

Un paso más allá es llevar tu propia “casa” para no tener que pagar tampoco alojamiento:

  • Llevar equipo de camping (en ciertas partes se puede acampar o hacer vivac en medio de la naturaleza, gratis y de forma legal)
  • Viajar con tu caravana, autocaravana o furgoneta camperizada (te ahorras alojamiento y alquiler de coche)
  • Incorporar soluciones para dormir en un coche normal, como las tiendas de techo o los colchones inflables para coches.

8) Aprovecha promociones

Las empresas de viajes suelen ser bastante agresivas con sus promociones, lo que puedes aprovechar para ahorrar bastante si estudias bien sus condiciones:

  • Suscríbete a los newsletters de empresas que te interesen, para recibir sus ofertas antes que nadie y que no se acabe lo mejor antes de que tú te enteres.
  • Aprovecha programas de fidelización como el de Hoteles.com (te regalan 1 noche de hotel por cada 10 que reservas con ellos).
  • Si vuelas mucho con una aerolínea, consulta si tienen un programa de descuentos, ventajas exclusivas y vuelos gratis (como por ejemplo Iberia Plus, que aplica también al resto de aerolíneas de su alianza).
  • Consulta si te interesa contratar alguna tarjeta de crédito que te ofrezca descuentos en hoteles, alquiler de coche, gasolina, etc. Algunas incluyen gratis seguros de viaje, pases a zonas VIP de aeropuertos y otras ventajas.

9) Consigue una tarjeta que no cobre comisiones

Si viajas al extranjero es importante tener al menos 1 tarjeta que no te cobre comisiones por pagar en otras monedas ni por sacar dinero en cajeros.

Es importante que revises también qué conversión te aplicarán al pagar en otras monedas (algunas aplican el 3% de recargo o tipos de cambio poco competitivos).

10) Plantéate contratar un seguro

Si vas a realizar alguna actividad de riesgo y no tienes un seguro que cubra esa zona y actividad en concreto, conviene que te mires precios de seguros de viaje. Sino puede acabar siendo el viaje más caro de tu vida si te pasa algo.

Como mínimo es interesante mirar lo que te cuesta el seguro y lo que te podría costar una intervención médica en ese país. Con eso ya puedes evaluar los riesgos que vas a correr y si te compensa o no el seguro.

El ejemplo típico es Estados Unidos, donde algo frecuente como una rotura de un hueso puede traducirse en una factura hospitalaria de más de 20.000 dólares. Y eso sin incluir el coste de rescates, ambulancias, etc.

Asegúrate de que el seguro que contratas cubre todas las actividades que vas a realizar, porque los seguros básicos no suelen cubrir deportes de riesgo.

En Iati por ejemplo tienes el Seguro Mochilero que incluye bastantes deportes de aventura. En Intermundial tienen seguros deportivos y aparte seguros de viaje que cubren también muchos deportes.