Vía ferrata en los Dolomitas

Dificultad: 
Media
Mejor época: 
De Junio a Octubre
País: 

En la espectacular cadena montañosa de los Dolomitas se encuentra la red de vías ferratas más larga del mundo, creada en la 1ª Guerra Mundial por los militares que tenían que cruzar la zona.

Las vías modernas están equipadas con cables, escaleras metálicas y pasarelas para hacer más fácil y seguro el paso. Permiten escalar a grandes alturas y recorrer tramos muy espectaculares sin tener habilidades de escalada o alpinismo ni una gran condición física.

En los Dolomitas hay tramos para todos los niveles, por lo que pueden disfrutar de ellas desde principiantes hasta escaladores experimentados.

Además, los Dolomitas ofrecen muchas otras actividades, tanto en invierno (esquí, snowboard, raquetas de nieve...) como en verano (escalada, senderismo, ciclismo de carretera y montaña, trail running, zipline e incluso rafting y barranquismo en las cercanías).

La mejor época para las vías ferratas es de Junio a Octubre. En invierno se pueden realizar algunas de ellas, pero la nieve y el frío lo complican (hay que buscar las de menor altura y orientadas al sur).

Viajar por libre

Las vías son de acceso gratuito, aunque en ocasiones hay que pagar extra por acceder a ciertos lugares (peajes para coches, remontes...).

Se pueden realizar por libre, pero si no se han realizado antes vías ferratas o escalada, es recomendable contratar guía o al menos realizar un curso rápido de vías ferratas para conocer los principios básicos de seguridad. 

Obviamente si se hacen por libre hay que llevar equipamiento propio de seguridad: Casco, arnés, bagas, disipador, guantes...

Es recomendable planear bien qué vías se van a realizar exactamente, ya que hay muchas, muy distintas y repartidas en una zona amplia. Para ello recomendamos varios enlaces y libros en el apartado de "Recursos útiles".

Grupos organizados

Las características y precios de los "packs" varían bastante, pero como referencia una semana todo incluido (salvo vuelos) suele costar entre 1.000€ y 1.500€.

Algunos proveedores locales dan libertad en el número de días e incluso preparan un itinerario a medida en función de la dificultad que se busca. 

Dónde alojarse

Existe la posibilidad de alojarse en refugios de montaña ("rifugios" en italiano).  No son especialmente baratos (20-30€ por persona en dormitorio compartido), pero tienen encanto, están perfectamente situados para realizar rutas de montaña de varios días y algunos ofrecen gastronomía de gran calidad. Uno de los más famosos, por su altura y vistas, es el Rifugio Lagazuoi.

Algunos rifugios son propiedad de la principal organización que mantiene las vías ferratas (CAI), por lo que alojándose en ellos se está recompensando indirectamente su labor.

Es recomendable reservar al menos el día antes para asegurarse plaza, sobre todo si se va en un grupo grande, ya que en ocasiones llegar al siguiente refugio lleva varias horas. 

Otra opción es tener un campo base en uno de los pueblos cercanos (Cortina d'Ampezzo, Bolzano...) donde hay diferentes opciones de alojamiento (campings, hoteles...) y se pueden utilizar los remontes para subir a ciertos lugares. No es una zona barata.

Cómo llegar

Hay varios aeropuertos a unas 2-3 horas de distancia: Innsbruck, Verona, Venecia y Bergamo. También se puede volar a Milán, pero el trayecto posterior es más largo (4-5 horas).

Después se puede tomar un tren desde la mayoría de esos aeropuestos hacia Bolzano, en la zona de Los Dolomitas. Se pueden consultar en Trenitalia.com.

También se puede llegar en coche (propio o alquilado) sin problema. Bolzano es el pueblo principal de la zona. 

Recursos útiles

Comparte esta aventura